Saltar al contenido

¿Cómo Combinar Tipos de Lámparas?

Lámparas de

Te decimos cómo combinar diferentes tipos de lámparas. Puedes mezclar diferentes estilos en una habitación para mayor atractivo.

En muchas ocasiones, son las lámparas dentro de la decoración de un hogar lo que luce más olvidado o descuidado. Se pone poco detalle en ellas.

Ya sea que se contrate un servicio de diseño interior o lo hagamos nosotros mismos, y más si el presupuesto se ha agotado, nos conformamos con un “cualquier lámpara servirá”. Aunque a nuestro parecer, las lámparas son las joyas de una habitación, que le permiten dar personalidad propia. No solo ese par de accesorios necesarios de una estancia.

Dicho esto, debemos pensar en las lámparas como si fueran un magnífico accesorio de decoración, diseñadas para usarse con gran estilo, así como los aretes, pulseras o collares que adornarían a una bella mujer.

Combinaciones para todos los gustos

No existe algo intrínsecamente malo en combinar todas o algunas de las lámparas dentro de una habitación y jugar con diferentes tipos. 

Si se quieren mezclar lámparas de la forma más segura posible, te ponemos estos ejemplos de diseño, en el que el candelabro del comedor, las lámparas colgantes de la cocina y la lámpara de la mesita auxiliar son diferentes, pero están unificadas por su similar color y acabado.

Aquí hay otro enfoque seguro: una mezcla de pantallas de lámparas negras colocadas sobre diferentes estilos de bases. ¡Es difícil equivocarse con este método!

Pero si se desea dejar volar la imaginación, con un ambiente ecléctico, incluso con un toque de alegría en las habitaciones, se puede adoptar un enfoque más aventurero. Esta lámpara de pie de metal negro, sumamente contemporánea, se combina de forma atractiva con una lámpara de mesa exótica en un acabado de latón. Lo que nos recuerda un poco las formas oblicuas de R2-D2 y C-3PO. (Y sí, se pueden mezclar metales y colores en las lámparas. De hecho, te invitamos a hacerlo).

Aquí, una lámpara de pie de arco moderna con un acabado ahumado que se combina con una lámpara de mesa blanca, que refleja admirablemente el tema minimalista de la habitación. Una lámpara de mesa a juego también es una gran idea. 

El adagio del diseño de que una lámpara clásica azul y blanca combina con todo se demuestra magistralmente en este loft. El ladrillo y las vigas rústicas, y la mezcla ecléctica de accesorios, se complementan con la combinación selecta de la lámpara de pie, de pared y de mesa. Recuerda que combinar diferentes tipos de lámparas siempre dará un estilo único a tu espacio.

Nadie dice que no podamos usar un par de lámparas, como estas coloridas de pie, con dos lámparas de mesa independientes, de estilos diferentes. Es lo mejor de cada mundo y va perfecto con la decoración.

Las lámparas emparejadas en una decoración como ésta habrían sido absolutamente pedantes en una habitación llena de patrones y personalidad. Tomemos nota: una lampara tiene base de color y una pantalla blanca, mientras que la segunda tiene una base blanca y una pantalla de color. La tercera lámpara, aunque de latón básica, se coloca entre dos sillas de colores fabulosos. Juntas, las tres ayudan a explicar el éxito de esta sala.

Aunque los acabados metálicos son esencialmente los mismos en estas dos lámparas, y ambas son curvilíneas, hacen una mezcla maravillosa. Esa sensación se ve reforzada por los tipos completamente diferentes: una de mesa, grande, alta y de tela; la otra de pie, pero más pequeña, corpulenta y totalmente metálica.


Tampoco hay que tener miedo de mezclar estilos entre dos lámparas de pie. Nos encanta esta genial combinación de lámparas. Cada lámpara habla su propio idioma, pero si se usan juntas, aportan calidez e interés a la habitación.

La escala de estas dos lámparas de pie atrae la mirada sin duda: una casi increíblemente llega al techo y la otra de mesa, tan pequeña y esbelta. Es un gran acierto la pantalla púrpura de la lámpara gigante; llama a través de la habitación y combina con la tapicería de las sillas estilo Louis XV, mientras que el color de la lámpara diminuta refleja los marcos y contornos de las sillas. Perfectamente diseñado. Además, nadie podría afirmar que esta habitación carece de dinamismo.

Una vez más, reinan el brío y la imaginación en este otro diseño. La lámpara de arquitecto de color naranja, yuxtapuesta contra la lámpara de mesa (cuya base se asemeja a un Poodle), hace una decoración notable. De hecho, los opuestos se atraen.

Vale la pena visualizar este diseño muy tradicional, pero con diferentes lámparas usadas en las mesitas de noche, aunque a juego en colores.  Es otro enfoque para el clásico “él y ella”.

Finalmente veamos esta diminuta sala de estar que tiene cinco, sí, cinco, lámparas diferentes, aunque la imagen muestra solo tres. La base de una es un santo de principios del siglo XX que se convirtió en una ingeniosa lámpara. Otra es una clásico azul y blanco con la que nunca nos podemos equivocar. Y aunque apenas se ve, la tercera a cuadro es una lámpara de pie con pantalla animal print.

Y a ti, ¿qué otras ideas se te ocurren para combinar?

¡Esperamos que tras esta serie de imágenes te hayas inspirado para mezclar y combinar tus propias lámparas!

Imágenes e información de houzz.com